Noticia Año 2009 - El día de Valladolid-

Arte mudéjar para el paladar.

Del mesón La Villa destaca hasta su privilegiada ubicación. Situado en la plaza San Salvador, desde ella podemos contemplar el Arco de la Villa, del siglo XIII, la entrada principal para entrar a la ciudad del caballero y todo un referente del patrimonio histórico vallisoletano. Al entrar al establecimiento nos encontramos con la barra, lugar ideal para tomar una caña, un vino o un vermú acompañado de las fenomenales tapas que elaboran los cocineros del restaurante con los mejores productos. Ya en el comedor, lo primero que llama la atención es su decoración. El mobiliario rústico se mezcla con toques de modernidad, destacando los colores del salón y la iluminación, haciendo de este salón un lugar acogedor y apacible para degustar la cocina olmedana en cualquier tipo de eventos, cenas de empresa, comuniones, bautizos o banquetes.
Sentados ya en alguna de sus mesas, observamos la amplitud de su carta, en la que sobresalen propuestas gastronómicas como el ‘revuelto de morcilla con crema de manzana’, el ‘hojaldre relleno de crema de marisco horneado’ o la ‘corona de hongos con patatas laminadas’. Estas tres elaboraciones no pueden hacer olvidar las exquisitas carnes rojas o los pescados que borda el Queipo de cocina del establecimiento. Todos ellos, acompañados por los mejores vinos de la Tierra y por unos variados postres caseros.
Para aquellos que prefieran una velada privada, el mesón La Villa da la posibilidad de comer o tomar una copa en su patio ajardinado, un lugar tranquilo y único que garantiza una noche romántica a la luz de las velas y de las estrellas que ya destacan en los cielos vallisoletanos a estas alturas del año. En el patio privado en cuestión podemos admirara una barbacoa artesanal donde sabias manos brasean a fuego lento carnes y pinchos como el de lechazo bañado con cebollino que miman en este establecimiento olmedano.
En definitiva, aquellos que busquen un lugar para comer, para relajarse o reponerse de una visita a la ciudad del Caballero y de arte mudéjar, tienen en La Villa un buen aliado.



Actualizado en 2013